El nivel de mujeres que murieron durante el parto en Texas subió más de un 25%. Este es el peor nivel de todos los países desarrollados.