SOLICITE UNA CONSULTA GRATUITA

Llene el siguiente formulario para recibir una consulta gratuita y confidencial.

Las víctimas de quemaduras graves enfrentan como resultado de estas, muchas dificultades en sus vidas. Las quemaduras graves pueden alterar drásticamente funciones corporales que ni siquiera se encuentran relacionadas con el área afectada. Su propia piel es un órgano vital que hace más que cubrir sus músculos. La piel es el órgano más grande del cuerpo. Su piel combate la enfermedad, regula la temperatura y mantiene su flora normal. Las víctimas de quemaduras significativas a menudo se quedan luchando por sus vidas para mantener a raya la infección. Las quemaduras severas también pueden destruir las glándulas sudoríparas, los folículos pilosos, y por supuesto pueden dejar la mutilación física que altera vidas en maneras emocionales también. Las quemaduras que terminan en desfiguración, son extremadamente dolorosas. Las personas con quemaduras tienen dolor incluso después de que las cicatrices se han formado y curado. Las quemaduras causan sufrimiento emocional. Para algunas víctimas este tipo de lesión puede resultar en problemas emocionales que hacen imposible llevar una vida normal.

Las lesiones de quemaduras pueden ocurrir por las siguientes causas, sin quedar limitadas a ellas:

  • Accidentes de trabajo
  • Accidentes de autos y camiones
  • Incendios en estructuras (edificios, construcciones, etc.)
  • Quemaduras eléctricas
  • Quemaduras Térmicas
  • Quemaduras químicas


Debido a los innumerables escenarios que pueden resultar en lesiones por quemaduras, no existe una ley o un reglamento que determine si otras partes son responsables por la lesión y así como por los daños ocasionados a la víctima. Siempre que usted o un ser querido sufra alguna lesión por una quemadura severa, lo primero que debe hacer es inmediatamente buscar asesoría legal. Si usted fue víctima de una lesión cerebral, póngase en contacto con las Oficinas Legales de Daniel Weltin para obtener una evaluación gratuita de su caso llamando al 877-DERECHO. También puede enviarnos un correo electrónico a [email protected] La consulta es 100% gratuita, no hay cobro de honorarios hasta cuando ganemos su caso.