Open/Close Menu Luchando por tus Derechos
why are medical expenses so high?
Share
  • 4
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    4
    Shares

Por Qué Los Gastos Médicos Son Tan Altos En Estados Unidos?

La factura a su compañía de seguro fue de más de tres millones de dólares, luego vino un procedimiento más, por un millón de dólares, entonces su trasplante fue de cuatro millones de dólares.

“No sé cómo le hace la gente sin seguro, cómo pueden empezar a pagar eso…”

Oímos tanto de lo caro que son los gastos médicos, que nos paralizamos ante eso, en dos mil diecisiete un tercio de lo recaudado por la Fundación Gofundme fue para las campañas médicas y el sitio obtuvo seiscientos cincuenta millones de dólares por año para más de doscientos cincuenta mil campañas médicas.

Luca nació con displasia alveolar capilar y con mal de Hearshbrong. A las tres semanas una parte del colon le fue extirpada, a los dos meses sufrió un arresto cardíaco y a los cinco meses tuvo un trasplante de pulmón. Sus padres casi de inmediato tuvieron que abrir un cuenta para ayudarse a cubrir los gastos médicos solamente.

Entonces, cuando el Sistema de Salud de los Estados Unidos dejó de ser un programa filantrópico para ser una industria multi-billonaria y a donde van los fondos una vez cubiertas las facturas.

Hoy el Sistema de Salud de los Estados Unidos es una dura batalla entre médicos, hospitales, compañías farmacéuticas, accionistas y compañías de seguros. Esta lista aumenta pero nos enfocaremos en éstas entidades para éste artículo.

En el centro de esta batalla está el paciente. Constantemente no contamos con la atención de los médicos deseable por los altos costos del servicio.

Los precios están provocando que americanos sin seguro o con cobertura limitada, vayan fuera para atenderse médicamente.
Elizabeth Rosenthal, cirujano y autora de publicaciones dice ” Se ha empezado a considerar el tema de la salud como un negocio, donde los objetivos son la ganancia, la recuperación de inversión, la eficiencia. ..y esas no son las premisas de la salud, pero así se juzga en el servicio hospitalario hoy.

“Usted cree que verán por su hijito, enfermo crónico, sus medicamentos, el estacionamiento en el hospital, pero no, no es así, no lo cubren”

Antes de todo esto, demos reversa para entender cómo se llegó a todo esto. Esta gráfica es un buen inicio para empezar. La gráfica exhibe el gasto de salud contra la expectativa de vida, el resto del mundo seguía en una constante, pero para mil novecientos noventa Estados Unidos tomó distancia.

“Quiero decir que como en el dicho ‘el camino al infierno se pavimentó de buenas intenciones’, todo lo que hicimos fue con el fin de una mejor salud”.


doctor counting profits


Para ser claros, el crecimiento en materia de salud en los Estados Unidos se ha reducido en los últimos años, pero sigue siendo alto si se compara con países desarrollados. Antes de la creación de programas de salud como el Medicare y Medicaid, Blue Cross y Blueshield fueron los primeros proveedores de cobertura de salud en los Estados Unidos. En aquella época no había ganancias y se aceptaba a todo aquel que deseaba inscribirse. En aquel tiempo no se buscaba controlar ganancias, el objetivo era asegurar la atención en materia de salud.

Después de la segunda guerra mundial, los patrones comenzaron a ofrecer seguros de salud, de repente, la demanda se disparó, de mil novecientos cuarenta a mil novecientos cincuenta y cinco, los norteamericanos asegurados aumentaron de un diez por ciento a más de un sesenta por ciento. Tal demanda creó una oportunidad de negocio y las compañías entraron al sistema .

El Seguro fue el primer sector, de alguna manera fue el pecado original, pues separaron al consumidor del pago, se sentía como si nadie estuviese cubriendo los pagos.

Para mil novecientos cincuenta y uno Aetna y Cigna fueron fundamentales en el mercado de los seguros de salud. En mil novecientos sesenta y cinco el Presidente Johnson estableció el Medical y el Medicaid. Aun así, el negocio lucrativo de los seguros siguió con éxito entre los setentas e inicio de los ochentas, capturando aún más el mercado de los seguros de salud. Al mismo tiempo los primeros hospitales privados empezaron a funcionar. Cuando se crearon el Medical y el Medicaid no había uno solo, pero para mil novecientos ochenta y tres, uno de cada siete hospitales era de inversionistas o de algún sistema multi-hospitalario. En los noventas Bluecross y Blueshield se fusionaron, pero perdieron capital rápidamente, en mil novecientos noventa y cuatro, permitieron que sus filiales locales recurrieron a Wall Street para salir a flote.

Los hospitales fueron los primeros en determinar que se podía cobrar a capricho, se sentía como si nadie pagara, luego los médicos se empezaron a dar cuenta de la llegada de consultores, de especialistas en inversiones, de la existencia de altos ejecutivos haciendo millones y se dijeron ” somos unos idiotas. Trabajamos demasiado y debemos ganar muy bien también”

Esencialmente, los hospitales dejaron de ser entidades filantrópicas para pasar a ser corporaciones. Estas empresas no venden cualquier producto, le ponen precio a la salud humana, la industria del cuidado de la salud es ahora la empleadora más grande del país y sus empleados necesitan su pago. A través de todo esto, hoy se tiene capital privado y mucho. Se pudiese pensar que mediando un manejo efectivo, el costo del seguro de salud debería ser menor, pero no es así precisamente, mucho tiene que ver el sistema de cobranza médica.
Es claro que los médicos necesitan su pago, así como pagar su equipamiento y sus gastos de operación pero en lugar de un expediente de tres hojas en Bélgica, en los Estados Unidos, es todo un extenso expediente.

“Soy la secretaria de mi hijo y mucho tiene que ver con dedicar largas horas a hacer llamadas de teléfono, revisar facturas médicas y ese tipo de tareas”.

Hablamos mucho sobre los codificadores, los cobradores, las agencias de cobro, no están ahí por que les importe el tema del cuidado de la salud, están por que ven una oportunidad de negocio, no los podemos acusar, tomando en cuenta que sus compañías quieren hacer negocio, una compañía de cobranza no toma en cuenta si se trata de un trasplante de corazón o un cálculo mal hecho para comprar roles que no se podría pagar. Es una deuda en concreto.

Por que esas facturas son tan grandes…tiene que ver con un tema que los médicos conocen como desenmascaramiento, piensa que compras un boleto de avión, pagas por él pero al final hay gastos extras. Treinta dólares por una maleta documentada, otros cincuenta por espacio extra para las piernas y otros tres más por agua de tomar, usted me entiende.

La gente se molesta cuando se trata de un boleto de avión, cuando es sobre el tema de salud, se cree que es lo normal y una de las razones por las que hice este libro es por que eso no es normal en otros países.

Los hospitales hacen esto a través de un complejo sistema de codificación :

Primera visita de un paciente 99202-05
Visita a sala de emergencia. 99281-85
Quemadura de skis acuáticos V91.07

Si, si hay un código si sus skies se queman en el agua.

Distintos códigos significan distintos precios. Por ejemplo, los códigos para una herida, se le cobra dependiendo de qué tan grande es la herida, en que parte del cuerpo se encuentra y que tan compleja es la sutura.

La codificación históricamente sirvió para llevar control las enfermedades en Estados Unidos. Como se codifica a un paciente tiene relación directa con la hechura de una factura de cobro. De nuevo, algo que en el pasado tuvo una causa científica, hoy se traduce como un negocio lucrativo.

“Cada día, debemos hacer tiempo para revisar cajas, elaborar recibos, archivar notas. Entre más tiempo le damos a esto, menos tiempo de consultar cara a cara a nuestros pacientes, que es la razón por la que estudiamos medicina”.

En teoria, hay beneficios al capturar toda esta información, de esta manera se podrían obtener más datos que pudiesen omitirse, pero al final del día esto no está resultando en los Estados Unidos. Algunos médicos declaran temor por demandas ante malas prácticas y requieren más exámenes para protección. Las facturas aumentan y los resultados relacionados con la salud no son mejores.


big pharma drugs


La Asociación Americana Hospitalaria rehusó externar postura sobre las críticas al sistema actual, más cuenta con un informe de hechos que detalla que los hospitales continuamente no reciben el pago total de los cargos que cobran. El AHA declara que dos tercios de los hospitales comunitarios pierden dinero en facturas de Medicare y Medicaid.

Adicionalmente al alto número de gente sin seguro en Norteamérica, el sistema de pago hospitalario está quebrado.

Un alto porcentaje del gasto se hace por insumos que son difíciles de ser cubiertas completamente.

” trae diez por caja. Duran dos días y medio, me cuestan mil ciento setenta y ocho dólares por mes por estas cajas.

“Hablemos de uno de los asuntos importantes relativos a los medicamentos. El Daraprim estaba a dieciocho cincuenta dólares. Sube a setecientos cincuenta, cuatro mil cien por ciento en un dia”.

“No se siente mal por esto? ” No. De hecho le aumentamos para que el paciente se moleste, externa Martin Shkreli.

Que hay del Colchicine o el Efinefrino, el precio de éstos dos medicamentos se ha elevado drásticamente pues ambos han sido adquiridos por una compañía. La respuesta generalmente es la misma; La compañía necesita aumentar los costos para financiar la investigación de la siguiente droga.

En su mayoría los medicamentos caros gozan de protección gubernamental, Ellos ejercen un monopolio en el mercado. Así cuando alguien requiere un medicamento específico y solo una compañía lo hace , nadie más y se hace necesario para salvar tu vida y estás en la posición de pagar lo que se pida.

Es importante hacer notar que una vez que saben que se pueden salir con la suya, esto se convierte en una carrera hacia arriba.

Muchos de estos costos los cobran mientras se encuentran los involucrados bajo una gran presión, a veces la gente que paga no está siquiera consciente.

Las emergencias médicas son caóticas y los seguros médicos son confusos. Existen planes de salud, órganos proveedores privilegiados, copagos, primas, deducibles que hay que conocer y entender, usted pensaría que por tener un seguro médico, no tendría que pagar más por su cuenta , pero no siempre es así. Hay médicos que no aceptan ciertos seguros y hay hospitales que cuentan con personal contratado a otras compañías, así que la sala de emergencia puede cobrarle varias facturas y su seguro, pagar una sola.

“Yo dejé de usar ambulancias, tuvimos una experiencia cuando Luca tuvo un problema y decidimos trasladarlo en nuestro carro, me fui con él en el asiento trasero, fui monitoreando su oxígeno todo el camino, mi esposo manejando a ciento veinticinco millas por el noventa y cinco, por que fué más rápido y económico hacerlo así, cuando recibes esas facturas enormes, no puedes hacer frente a esos cobros. Yo soy enfermera así que pensé, si tengo que practicar compresiones en su pecho, haré compresiones en su pecho.

Hoy, treinta millones de americanos no cuentan con seguro, estos es menos que los cincuenta y cinco millones que en dos mil diez, antes del Decreto de Salud Accesible, aun así un porcentaje muy alto, comparado con países como Francia, Japón o Israel. Las compañías aseguradoras negocian se supone que negocian sus costos, por que al final son quienes cubren las facturas, pero como podemos ver, estos costos pueden llegar directamente a los pacientes.

“El costo de la salud puede contribuir a mucha desigualdad en la población, por que si se es pobre o de clase media, se enfrenta a una posible bancarrota por causa de una enfermedad o accidente grave.”

Entonces, ¿A dónde vamos? Una vez que se maneja esta cantidad de dinero en el sistema, vemos este efecto de pirámide donde todos quieren una parte de esta bolsa de dinero y hoy tenemos que al intentar volver atrás y buscar reducir costos, todos quieren seguir teniendo su rebanada de pastel.

Por supuesto, el costo del cuidado de la salud puede impactarla si usted paga la cobertura del seguro o si se enferma, pero de hecho también impacta al gobierno. En concreto el gobierno actualmente gasta más de un trillón de dólares en salud y se prevé que por el sistema de Medicare y Medicaid se gastará el doble en los próximos diez años, no sólo por que la población viva más años. Una gran parte de ese gasto, será por que el cuidado de la salud será más costoso.

No hay solución mágica para actuar en un futuro, pero la población está empezando a ver que pasos dar para cambiar la situación.

“Una ruta alternativa sería que alguna instancia de gobierno pudiese decir “bien ….quieren cobrar eso? La próxima semana sacaremos la píldora en uno o dos dólares al mercado”.

Luca es muy posible que requiera un segundo trasplante de pulmón a los diez años. Ya tuvo uno, estamos en una lista para un segundo y de acuerdo a las políticas actuales, no hay derecho a un tercero, así que no se si veré a mi hijo llegar a la adolescencia o a sus veintes…es muy preocupante.


heath care, US-Dollar banknotes and pills on a spoon


El Sistema de Salud Americano se encuentra en una guerra entre médicos, hospitales, compañías de seguros, compañías farmacéuticas y accionistas, en el centro de todos está el paciente.

La compañía aseguradora de Ashley Palmiscinos recibió un cobro por casi cuatro millones por el trasplante de pulmón de su hijo Luca de cinco meses. Su familia tuvo que recurrir a la colecta casi de inmediato sólo para cubrir facturas médicas y no son los únicos. Un tercio del dinero reunido en Gofundme el año pasado se fue en pagar campañas médicas.

Una vez que entra el dinero en el sistema, existe una especie de pirámide donde cada quien desea su parte del botín, de acuerdo a Elizabeth Rosenthal, cirujano retirada quien escribió sobre cómo el cuidado de la salud se volvió un gran negocio.

” hoy lo que enfrentamos al intentar volver atrás y reducir costos, es que todos desesperadamente se abrazan a su rebanada de pastel”.

¿Cómo llegamos a ésto y cómo cambiamos las cosas?

Write a comment:

*

Your email address will not be published.

Descargo de responsabilidad: ESTE ES UN ANUNCIO LEGAL. La información en este sitio web no es asesoramiento legal. El abogado responsable de la publicidad en este sitio es Daniel Weltin y su oficina principal se encuentra en 777 Davis Street, Suite 146 San Leandro, CA 94577. Nuestra firma practica la ley de lesiones personales y tiene licencia en CA. Puede comunicarse con la Firma al (510) 771-8999. Cada caso es único y los resultados anteriores no garantizan resultados similares. La interacción con la Firma en este sitio no crea una relación de abogado-cliente.
Tap Here To Call